jueves, 24 de julio de 2014

Ni un euro más de dinero público para UGT



Ayer comentaba el escándalo que poco a poco se va destapando sobre cómo se manejaba el dinero público en la UGT-A, que no resulta difícil de creer, porque desde hace muchos años sonaba el run run de que en el sindicato en general y en su franquicia andaluza en particular, el dinero de las subvenciones se manejaba muy libremente, por decirlo de una manera caritativa. A pesar de los rumores cada vez más que fundados, en cada ocasión que surgió algo a la luz, la prensa amiga y algunos elementos de partidos de la izquierda salieron a defender el fuerte, con la utilización de la excusa de la consabida falaz campaña de la derechona y angelitos al cielo, que más se perdió en Cuba y venían cantando.

Me resulta difícil de aceptar que los dos sindicatos principales de España, porque para suerte del movimiento sindical hay otros además de ellos; pero que los dos sindicatos “oficiales”, UGT y CC.OO, hayan manejado miles de millones de euros del dinero que nos detraen de nuestros bolsillos a cuenta de los impuestos y el control de ese dinero público haya sido tan leve, por no decir inexistente, que ahora, a cuenta de unas denuncias de trabajadores de la UGT nos enfrentamos a un escándalo sideral, que desde luego no debía haberse producido, pero que de hacerlo no podía haber adquirido el tamaño que tiene hoy, si no hubiera sido permitido por la negligencia, la incuria y la dejadez de los responsables de su control..

Me pregunto por qué los capitostes que dirigen los sindicatos “oficiales” no están obligados a dar cuenta del dinero que ganan, porqué al fin y a la postre se trata de dinero público; todos sabemos que si esas organizaciones  tuvieran que vivir de las cuotas de sus afiliados, no serían capaces de subsistir. Me pregunto en qué momento se decidirá la Agencia Tributaria o la Fiscalía correspondiente, a investigar a fondo el uso de las tarjetas de crédito de las que gozan algunos miembros de UGT.  Hay que saber cuántas tarjetas se usan, con qué fines y que gastos cubren, no vaya a ser que se estén pagando gastos particulares que para más INRI no estarán declarados como ingresos en la declaración del IRPF de los afortunados poseedores de tal momio.

Vamos a ver un ejemplo reciente, el ex tesorero de UGT-A, Federico Fresneda que llevaba mandando, disponiendo y gobernando en el dinero público que llegaba a UGT- A desde marzo de 1998 hasta mayo de 2013, cuando lo pillan con el paso cambiado, recurre a un abogado de tronío, que lo que son las cosas, curiosamente cobraba 3.000 euros mensuales de UGT y facturaba al sindicato servicios que UGT atendía, cargando alguna de sus facturas al Plan de Formación Intersectorial, un plan al que se le han endosado muchísimos gastos que nada tienen que ver con la formación laboral.

¿Qué eso puede ser una casualidad? Bueno pues otras facturas del señor letrado acabaron cargadas contra los fondos del programa de Organización Sindical, otro evento sindical que parece ha sufrido una presunta malversación de fondos, lo de la casualidad, no creo que pueda mantenerse, al menos si estamos hablando en serio.

Me parece una broma macabra que los “presuntos” de UGT tengan a mano para su defensa un abogado de campanillas que se ha llevado una buena pasta por unos asesoramientos, digamos que un tanto delicados. Si cae preso un desgraciado, ahí va de cabeza al juez, con el abogado de oficio que le toque y que la Macarena le ampare. Pero los de la cúpula sindical - siempre ha habido clases - se defienden con un buen abogado y lo pagan con un dinero difícil de justificar.

No voy a insistir en citar todas las charranadas que conocemos de esos sindicalistas, pero sí hay una cosa que me parece urgente reclamar. Teniendo presente lo que se conoce de la UGT, me parece un escándalo colosal que desde el gobierno no se haya tomado una resolución que creo absolutamente necesaria. Ante el conocimiento de la existencia de un plan perfectamente diseñado para malversar los fondos de formación, con la creación de un programa informático ad hoc y todo lo demás, el ministerio de Hacienda debe bloquear ipso facto todas las subvenciones pendientes que tengan que ver con UGT., cuidadito, el ministerio y también las consejerías autonómicas del ramo, que hay muchas CC.AA que subvencionan a UGT.

Hay que retener los fondos y levantar papel por papel, en una auditoría de verdad,  toda la contabilidad de UGT, revisar milimétricamente sus gastos, inspeccionar severamente las cuentas de sus proveedores más leales, que seguro que ahí hacen carne  los inspectores de la Agencia Tributaria y ya he comentado antes lo de las tarjetas de crédito;  estoy cansado de ver a dirigentes sindicales que confiesan un sueldo normalito y viven muy por encima de las posibilidades que les da ese salario.

El gobierno no puede permitir que llegue un céntimo más de dinero público a UGT, como haría con cualquier ciudadano que tuviera problemas en la justificación de las subvenciones que hubiera recibido. Son los propios dirigentes del sindicato en Andalucía, sindicalistas de toda la vida como German Rodríguez, los que aseguran que Cándido lo sabe todo y que le faltó, exactamente eso que ustedes piensan, para entrar  de frente en el asunto. Conviene no olvidar el origen “profesional” de Cándido Méndez, porque nuestro inefable sindicalista fue Secretario general de UGT-A, los conoce a todos como si los hubiera parido y  ahora pretende que creamos que entre todos la mataron y ella sola se murió. Independientemente de quién cargue con la responsabilidad, se han machacado cientos de millones en no sabemos qué exactamente - aunque la policía y la guardia civil hacen lo posible para que nos enteremos - pero está claro que en formación no. Eso creo que no ofrece duda y aclararlo será trabajo de los jueces.

Don Cándido Méndez, compañero del metal, tuvo unas intervenciones muy sentidas cuando lo de Bárcenas y habló todo lo que le dio la gana sobre el PP y Rajoy y me parece bien, si hay sombra de corrupción hay que atacarla. Ahora debe aplicarse la misma vara de medir que utilizó en su momento para juzgar el asunto del PP, aunque hay que significar que cuando hablaba de Rajoy lo hacía desde la sospecha, porqué Méndez de la contabilidad de los populares nada podía saber; pero ahora sí tiene elementos de juicio, así lo dicen sus compañeros desde Andalucía, así que está tardando en aplicar esa vara de medir a su persona y a su organización.

El gobierno del Partido Popular, tiene la obligación moral y legal de cerrarle el grifo a una organización que tiene serios problemas para justificar su contabilidad y, lo que son las cosas, vive del dinero público, que a lo peor estos de UGT-A se tragaron lo que predicaba una ministra socialista y pensaron con ella, que ese dinero al ser público no era de nadie.

Y no me vengan con el cuento que la adopción de esta medida puede ocasionar la desaparición de un sindicato,  porque - les voy a decir lo que siento - ante lo que está sucediendo igual resultaría hasta mejor que UGT se auto disolviera. De todas maneras de nada me vale el cuento de la lágrima, vaya usted, si es empresario, a decirle al juez que lo quiere imputar por malversación de dineros públicos, que  si hace eso cae su empresa de la que dependen veinte familias y su señoría le dirá; “Eso haberlo pensado antes”

Que es exactamente lo que pienso  yo, que lo hubieran pensado antes.

4 comentarios:

  1. Los sindicatos, como los partidos politicos o los equipos de futbol deben ser financados por sus socios.
    Y si no pueden vivir con eso, que cierren.
    Una España unica, con un Gobierno unico, copn leyes, derechos y deberes iguales en todo el terotirio Nacional y si alguien quere bailar una Isa, una muñeira, una Sardana o un aurrescu, que lo haga.
    Pero solo una Nacion, solo un estado y una caja comun para pagar la SS, las pensiones, la educacion, la sanidad y demas necesidades de los cuidadanos.
    Con una justicia seria que meta entre rejas a todo aquel que se aproveche del cargo publico para medrar o vivir mejor que lo que le corresponde
    Una España normal, europea, democratica y del siglo XXI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Geppetto, no puedo estar más de acuerdo con tu comentario que agradezco. Saludos.

      Eliminar
  2. Completamente de acuerdo, la única forma de tener sindicatos serios que realmente luchen por los derechos de los trabajadores es que no vivan en la comodidad de saber que hagan lo que hagan "Papá Estado" siempre les va a dar dinerito cada año. Que cierren el grifo y se financien con el dinero de sus afiliados. ¿Y qué pasa si no trabajan o funcionan? Simple, los afiliados se van y ellos cuentan con menos dinero para sus chanchullos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Alexandra, efectivamente así deberían vivir los de UGT y CC.OO, porque el resto de sindicatos en España, así lo hacen, estas dos organizaciones son herederas directas de la filosofía del sindicato vertical, pasado la la particular filosofía de estos sindicalistas que se dicen de izquierdas. Te agradezco el mensaje. Saludos.

      Eliminar