martes, 16 de agosto de 2011

ETA exige que la financiemos

Estos individuos exigen que financiemos sus vidas, de lo contrario matan.

Ayer a cuenta del trabajo de “documentación” que llevo a cabo de manera habitual antes de escribir mi comentario diario, cuando repasaba los archivos que tengo sobre ETA y esa falaz tregua que mantiene con el “Estado español”, topé con una noticia que a mi entender se ha comentado poco. La noticia hacía referencia al contenido del documento que sirvió de guión al proceso que está en marcha, que ha permitido, de momento, la legalización de Bildu, con la consiguiente recuperación por parte de ETA de su «Frente Institucional», prácticamente inactivo desde la ilegalización de Batasuna, allá por el año 2003.
Ese documento, intervenido por la policía, recogía la alianza con Eusko Alkartasuna para la formación de la citada coalición, lo que acredita su virtualidad. De hecho, el documento y su contenido fueron tomados en consideración por el Supremo para ilegalizar Bildu, antes del que el Constitucional adoptara una decisión en sentido contrario. En él la organización terrorista hacía constar que ETA necesitaría “apoyo económico para llevar su alto el fuego al ámbito del impuesto. Se analizarán en principio las ofertas que pueden venir del ámbito internacional en una situación así. Como consecuencia de cerrar el frente del impuesto, ETA exigirá ayuda de apoyo al alto el fuego de 4 millones de euros anuales”.
La cifra exigida no es aleatoria, de acuerdo con los datos que obran en poder de los servicios antiterroristas franceses y españoles la banda terrorista necesita dos millones de euros al año para su mantenimiento, por lo tanto exige que se le financie por el doble de esa cantidad como condición para cesar en lo que ellos llaman el “impuesto revolucionario”.
Como todos sabemos por la abundantísima publicidad que los socialistas dieron al hecho, los etarras llevan desde el pasado mes de mes de abril sin hacer efectivo su principal método de financiación: la extorsión. Hay quién piensa que la banda vive en la actualidad de sus ahorros, otros mantienen que en realidad siguen percibiendo dinero de empresarios extorsionados que están pagando cantidades “adeudadas”. Lo que está claro es que “oficialmente” la banda ha perdido su principal fuente de financiación, porque no parece que estos dos procedimientos, los “ahorros” o el cobro de “deudas pendientes”, puedan asegurar la financiación que la banda necesita.
Habrá pues que preguntarse de que viven desde el mes de abril los etarras, gentes sin oficio ni beneficio conocidos, a no ser que se pretenda creamos, que tras cerrar “voluntariamente” su fuente de financiación, los asesinos, torturadores, extorsionadores de ayer se hayan convertido en demandantes de empleo hoy. Francamente mucho milagro me parece, aunque en ese milagro haya intervenido Zapatero y su reconocido poder para la taumaturgia.
La idea que pretenden vendernos desde el PSOE es la de unos terroristas que abandonan su “profesión” convencidos de una parte por la presión policial y por otra por la labor “evangelizadora” del PSOE, que tras ver  la luz malviven humildes y resignados esperando el momento de su disolución para hacer entrega de las armas y rendirse a la justicia española, cuando así lo disponga Zapatero o su “sucesor”.
La teoría no se compadece ni con el contenido del documento, ya saben “...ETA exigirá ayuda de apoyo al alto el fuego de 4 millones de euros anuales”, ni con las actividades de la banda que, de acuerdo a lo que manifiestan los distintos servicios de inteligencia, detectan una frenética actividad de recluta de nuevos terroristas, siguen en Francia con los robos de vehículos y material informático y que están llevando a cabo una campaña de reorganización de los zulos.
Como sea que en ese documento tan citado se recogen una serie de puntos que ya se han cumplimentado y otros, en especial las relativas a los presos, que el entramado de la banda reclama un día sí, y el otro también, como la derogación de la «doctrina Parot», el acercamiento de los reclusos al País Vasco y que todos los internos estén en libertad en un plazo máximo de cinco años, no hay que dudar de la veracidad de la existencia de la exigencia y... desgraciadamente, sabiendo con quien nos jugamos los cuartos, de su aceptación y cumplimiento.
A mí me resultaría intolerable que el gobierno socialista, estuviera financiando a ETA con el dinero que no tiene, por ejemplo, para pagar la Ley de Dependencia. Se me dirá que no puedo afirmar que este hecho haya sucedido, yo digo que no puedo afirmarlo aun cuando blanco y en botella… Resulta absolutamente imposible de aceptar como un hecho positivo el que los etarras “hayan dejado” de extorsionar a los empresarios vascos, para pasar a hacerlo con el Estado de mano de los socialistas.
Tal y como están las cosas, todo este asunto huele muy mal, si lo de los cuatro millones resultara cierto, cabe pensar que la celebérrima “solución” buscada por ZP, significa simplemente que al final, los asesinos van a ver recompensada la sangre derramada con un sueldo vitalicio que pagaremos los españoles (víctimas incluidas) a través de nuestros impuestos. Me parece un auténtico insulto e incluso dudo de su legalidad.
Si cuando esto llegue, vamos a dar a los asesinos, en el plano de lo político, todo lo que llevan pidiendo desde su fundación, vamos a liberar a sus presos y a premiar su ejecutoria con un sueldo vitalicio, habrá que convenir que los de ETA van a ser los ciudadanos españoles mejor tratados desde el poder. Quizás quede un pequeño detalle que se habrá escapado a los de la negociación, queda por asegurar a esta pandilla de asesinos que no pagarán impuestos como el resto de españoles, para que su conciencia no se vea molestada por la idea de colaborar con el “estado represor” a través de sus impuestos.
¡Qué mal huele todo esto!, este espíritu de rendición incondicional que abanderan los socialistas no sé yo si nace de la necesidad que tienen de conseguir una declaración de ETA que le permita un cierto éxito electoral, o a que ETA quizás sabe algo del PSOE que les permite manejarlos como les da la gana. No me digan que no, Rubalcaba, Valenciano, Zapatero, todos ellos nos presentan una banda derrotada, vencida, infiltrada por los servicios de inteligencia españoles, incapaz de actuar ente la presión policial y ahora resulta que los vencidos, los derrotados van a conseguir sus objetivos políticos y los vencedores en un acto demencial les vamos a solucionar la vida económicamente hablando.
Claro que quizás sea que los del PSOE ven a los etarras como ramas del mismo árbol marxista del que ambas organizaciones proceden y piensan en ellos como los “hermanos separados” que un buen día eligieron equivocadamente el camino del 9 parabellum, mientras ellos escogieron el mucho más rentable de la socialdemocracia neocon, que practican en estos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario