viernes, 26 de agosto de 2011

La reforma constitucional remueve el hormiguero, para mal…

Así estamos, veremos como estaremos

La reforma constitucional propuesta el pasado martes por el extinto Zapatero ha removido el hormiguero de esta sociedad y a estas alturas, partidos políticos, sindicatos, el 15 M, lo que algunos llaman la ciudadanía,  etc., todos han echado ya su particular cuarto a espadas y se han pronunciado al respecto. Curiosamente todos pasan de puntillas por la característica principal de la cuestión, nadie subraya, nadie explica, que esta medida nos viene impuesta desde “Europa”.

Y no se nos impone ahora,  la reforma que debemos acometer forma parte del paquete de condiciones que se nos impuso como condición cuando solicitamos ayuda para que el BCE nos salvara de los mercados, la situación está tan cercana en el tiempo que todos la recordaremos. El BCE compró deuda soberana de Italia y España, al objeto de reducir la prima de riesgo de ambos países y dar cierta estabilidad y confianza a los mercados, nada más y nada menos que 36.000 millones de euros, se ha gastado ya en esa tarea el regulador europeo.

Se nos vendió que esa ayuda se nos daba “gratis et amore” y que nada se nos exigía a cambio, bueno pues aquí tenemos la reforma constitucional para demostrar la falsedad del aserto. Una reforma que ha sacado lo peor de muchos de nosotros. Está claro que es una decisión que nos viene impuesta, se puede leer en cualquier periódico, pero todavía es el día en el que Zapatero nos dé una explicación al respecto. Y aquí todo el mundo se limita a intentar arrimar el ascua a su sardina, sin que les preocupen lo más mínimo las consecuencias reales de la aplicación de la reforma  y si los términos en los que se plantea son los que “quieren y ordenan” Sarkozy y Merkel.

Porque independientemente de lo que pensemos, independientemente de lo que queramos, debiéramos ser capaces de comprender que Zapatero y su gobierno nos han llevado a una situación en la que no tenemos capacidad real para decidir. Cierto que podemos hacer lo que mejor nos parezca, pero no creo que nadie pueda sostener que si volvemos a la política del “sí pero no”, si volvemos a jugar a la inconsistencia, a la falta de respeto por el compromiso,  no vayamos a pagar nuestra irresponsabilidad la próxima vez que nos encontremos en apuros y tengamos que pedir a Europa que nos eche una mano.

Está claro que a ZP y a Rubalcaba, este extremo les importa un bledo, están jugando a la ruleta rusa y se han apuntado entusiastas al  “cuanto peor, mejor”, saben que van a perder las elecciones y han decidido dejarle el muerto al Partido Popular para que sea la derecha la que cargue con las consecuencias de los actos de los socialistas.

Así que nada podemos esperar de los del PSOE que han convencido a los populares para que la reforma no marque cifra alguna en su texto. La cifra del déficit  no podrá superar "los márgenes establecidos por la UE para sus Estados miembros", y se plasmará antes del 30 de junio de 2012, como pretendía Rubalcaba, en una ley orgánica que obligará a recortar progresivamente el déficit hasta alcanzar un techo máximo global del 0,4% del PIB en el año 2020.

No duden ni por un momento que  llegado el día en el que haya que debatir y votar la Ley Orgánica, los socialistas se rasgarán las vestiduras y acusarán al PP de llevar a cabo un  brutal recorte que acabará, dirán, con el estado del bienestar que tan cuidadosamente ellos han dinamitado a lo largo de estos años. Y si el PP no consiguiera la mayoría absoluta y Rubalcaba consiguiera montar ese gobierno a cinco bandas, volverían a jugar al ratón y al gato con la UE como lo llevan haciendo hasta la fecha, con las tibias reformas llevadas a cabo por Zapatero.

Así que los socialistas como siempre, en el fondo siguen defendiendo al déficit como arma fundamental de sus gobiernos, no han sabido nunca crear riqueza por eso necesitan del déficit, santo déficit le llamaba Solbes y cuando el asunto se les va de las manos como es el caso,  ceden el testigo de mala gana al PP para que arregle el estropicio y hasta la próxima vez.

Eso en lo que hace referencia a los del PSOE, si escuchamos a los nacionalistas el asunto se pone todavía peor. Los de Coalición Canaria, quieren que la reforma se vote en referéndum, un asunto que les importa realmente un bledo y que sólo pretende sembrar de piedras  el camino, pero además exigen que la reforma incluya una financiación especial para Canarias. Los del PNV aprovechando que el Sena no pasa por Valladolid, dicen que bueno que vale, pero que ya puestos "aprovecharán" la reforma de la Constitución para plantear una enmienda sobre su derecho a decidir. Los socialistas catalanes afirman que a ellos lo de la reforma les deja fríos, eso sí mientras dejen que Cataluña decida sobre su capacidad de endeudamiento.

Los sindicatos, no los sindicatos no, CC.OO. y UGT, haciendo gala de su patriotismo ¿dónde se había metido esta gente estos últimos años? aparecen en este momento de apuro y  han decidido ser la voz de las “organizaciones sociales” y estudian movilizarse contra la reforma constitucional. Para CCOO y UGT la medida es totalmente inaceptable.

Así que todo el mundo está a lo suyo, los socialistas más entretenidos en su estrategia electoral que en el interés general. Rubalcaba se ha impuesto a la postura oficial del PSOE y ha conseguido dejar la reforma en algo que se pueda manipular cuando resulte conveniente a sus intereses, los nacionalistas obscenamente a lo suyo, España les importa un  bledo y quieren hacer valer los votos que tiene, en el Congreso, los sindicatos que han tenido que detener su tarea de contar los millones de euros que han ido atesorando, se han convertido en portavoces del 15 M y se preparan para salir a la calle a partir del 20N.

Mucha gente, entre ellos los indignados, exigen un referéndum, una medida que no es exigible porque la propia Constitución permite esta reforma tal y como se plantea, saben que no hay tiempo ni dinero para ello, pero creen que ganando tiempo se favorecen sus particulares intereses. Creo que nadie quiere darse cuenta que estamos siendo observados por los “mercados” y por Europa que guardan un helado silencio, mientras aquí alegremente nos jugamos el porvenir y proponemos medidas que nos permitan  incumplir al menos en parte los compromisos que el gobierno aceptó en nuestro nombre.

Estamos jugando con fuego, actuando de manera irresponsable. Nos encontramos en el quirófano sobre la camilla, preparados para una operación grave, peligrosa, pero sobre todo inevitable y nos ponemos a discutir si el anestesista debe ser diestro o zurdo. Es que no tenemos remedio, da vergüenza formar parte de una sociedad que no tiene el menor empacho en incumplir los compromisos pretextando excusas de mal pagador, cuando lo que se está haciendo realmente es defender intereses bastardos por particulares, inconfesables por  no confesados y entre tanto a España y a los españoles que nos vayan peinando.

2 comentarios:

  1. La razón envuelve todas y cada una de tus letras, son reformas que tienen que acometerse sí o sí, pero el PSOE como el toro agonizante da su última embestida para dejar la situación más caótica posible ( si es que aún puede empeorarse). En cuanto a los del 15M y todos esos que piden el referendum, que se lean el artículo 167 CE que es por el que se tiene que reformar el artículo 135, que es el que van a retocar, que se enteren que solo puede haber un referendum si 1/10 de los miembros del Congreso o Senado lo solicita pero, este referendum es meramente consultivo y NO vinculante...son una panda de ignorantes que piden sin saber...

    Saludos para tí desde Madrid

    ResponderEliminar
  2. Gracias Hormiga, por este y otros comentarios. Saludos desde... Fuerteventura.

    ResponderEliminar