lunes, 1 de agosto de 2011

¿Qué as guarda en la manga Rubalcaba?

Rubalcaba "entregando" el ministerio del Interior, aunque todavía mantiene las riendas


Desde el anuncio del adelanto electoral anda revuelto el escenario político y social; todo el mundo tiene algo que comentar, desde los líderes políticos al ciudadano de a pie, todos nos apresuramos a echar nuestro cuarto a espadas y decimos lo que se nos ocurre sobre este asunto y su consecuencia primera, que no es otra que la subida a los altares del primer plano mediático del candidato Rubalcaba.
A unos les ha parecido bien la decisión, casi todos piensan que llega tarde, pero entienden que era necesaria, otros – votantes socialistas – les parece necesaria y sobre su oportunidad en el tiempo se reservan su opinión para mejor ocasión, quiere decir que piensan lo mismo que los demás, que llega más bien con retraso, pero que más vale tarde que nunca.
Ahora bien, en lo que casi todo el mundo anda de acuerdo es en que, o sucede un milagro, o a Alfredo Pérez Rubalcaba le van a dar un repaso el día de las elecciones de tal calibre que probablemente acaban con su carrera política. Claro que, como casi todo en este mundo, la risa va por barrios. Los más inclinados a votar por la banda de babor ponen su esperanza en la reconocida habilidad para la maniobra y el debate del candidato del PSOE, aunque haya un nutrido grupo de opinión, entre los socialistas, que preferirían que la derrota fuera tan contundente que obligara a una refundación de su organización política.
Los que prefieren navegar políticamente amurados por la banda de estribor, están convencidos que van a ganar las elecciones, la derrota resulta impensable para la mayoría de los que van a votar popular, su problema se reduce a opinar sobre si van a conseguir la mayoría absoluta o no. Peligrosa tesitura, porque todos sabemos que la confianza mató al gato, sólo hay una cosa que les saca de su beatífica actitud, la posibilidad que pase “algo raro”.
Sobre qué es exactamente ese “algo raro” existe una rara unanimidad, casi todos recuerdan lo que pasó el 11 M, aquella terrible jornada en la que perdimos a tantos compatriotas, víctimas de la violencia terrorista, sin que resulte fácil adjetivar más esa violencia, pues resulta difícil aceptar que sepamos qué es exactamente lo que pasó. Insisto, en cuanto hablas con un votante popular, todos hacen referencia a ese “algo raro” que pueda quitarles, otra vez, el triunfo electoral.
Creo que es público y no diré notorio, para que no se me echen encima mis lectores de izquierdas, que también los tengo, pero resulta público que el PSOE, a pesar de todos los pesares, de las detenciones de etarras de las que tanto presumen, aunque presuman menos de lo del Faisán, o de esas “huidas” de etarras puestos en libertad,  diría yo que por la gatera, ni tampoco se acuerdan de que están concentrando a asesinos en cárceles más cómodas y dándoles un régimen penitenciario que no les corresponde. Bien, decía que, pese a lo que se diga públicamente, el PSOE mantiene abiertas las líneas de interlocución con el mundo de ETA, triste pero es así.
Y mucho más triste, pero parece resulta inevitable, que a través de esas líneas abiertas de comunicación se mande el mensaje que interesa al candidato y al PSOE. ¿De qué mensaje está usted hablando?, pues es muy sencillo, el recadito podría ser más o menos así: - O nos ayudáis a evitar la mayoría absoluta del PP o vais a salir seriamente perjudicados por esa victoria.
Desde el mundo de la organización terrorista y de su entorno se sabe, que la presencia de Bildu en las instituciones peligra si el Partido Popular consigue la mayoría absoluta, así que la derrota popular o al menos la consecución de unas cifras electorales que le permitan a Rubalcaba montar un gobierno, aunque sea a través de un acuerdo de hasta cinco o seis bandas, es lo único que puede satisfacer a las dos organizaciones.
Es por ello que se ha presionado desde el bando – me resisto a decir PSOE – de Rubalcaba, Blanco y el resto de alineados con la aventura electoral rubalcabiana, digo que por eso se ha impuesto a Zapatero que anunciara  la fecha de las elecciones el pasado viernes y no a finales de agosto como el marchito líder socialista, pretendía. ¿Por qué? muy sencillo, todos hemos podido oír a Rubalcaba declararse el nuevo líder del PSOE, a partir de la comparecencia de Zapatero, éste ha pasado a un tercer nivel de interés político y mediático, desde  ese momento lo que favorezca al PSOE será apuntado al activo de Rubalcaba y lo que perjudique a las expectativas electorales socialistas se apuntará de forma automática en el pasivo de José Luis Rodríguez Zapatero, que hasta la fecha de las elecciones, perdonarán ustedes la expresión, ha quedado para ser el “capacete de las hostias”.
Por tanto, la alianza - sea subterránea o algo más perceptible - entre los etarras, filo etarras y demás patulea asesina y los intereses electorales socialistas es inevitable por conveniente para ambas partes y además producirá dividendos electorales para Alfredito, el buen ciudadano que va en utilitario al trabajo y que, reconoce el pobre, “algún error” a lo largo de los ochos años de desastroso gobierno de ZP.
Rubalcaba tiene todas las llaves que abren los subterráneos etarras, es el “nuevo líder” del PSOE, además ha sido ministro del Interior hasta hace cuatro días y el actual ministro era su Sc. De Estado y le huele la cabeza a pólvora, así que a Rubalcaba le resulta muy sencillo entrar en la interlocución para lo que le convenga.
¿Y ya está?, pues no lo sé, creo que la banda hará un anuncio para “apoyar” los intereses de Rubalcaba, si la cosa queda ahí, se verá. Yo también soy de los que me temo que si las cosas siguen pintando a favor de una victoria electoral muy holgada o por mayoría absoluta de Rajoy, pudiera suceder “algo raro”.
Dios no lo permita.

4 comentarios:

  1. Miguel, leyendo tu art.de hoy, me resulta tan indignante que gente independientemente del partido que sea, que hayan colaborado con una banda armada, les hayan subido a las instituciones, brindado la libertad, liberización y facilidad de huida a varios presos peligrosos, tengan la poca verguenza de presentarse como candidato a la predidencia, ¿que le deben a Eta? el 11 M?, es triste, pero no lo pongo en duda, dificil tarea la de Rajoy si consigue mayoría absoluta y como bien dices, esperemos que Dios no quiera ni permita a esta organización hacer nada "raro" aunque con Rubalcaba detrás de todo esto, cualquier cosa es
    de esperar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. http://www.elpais.com/articulo/opinion/horror/Noruega/libertad/expresion/elpepuopi/20110801elpepiopi_4/Tes

    ResponderEliminar
  3. En preparar "casualidades" "algo raras" son expertos los del partido de las cuatro mentiras (ni P., ni S., ni O., ni E.).
    Todos sabemos lo demócratas que son en el PSOE... cuando le es favorable el escrutinio. En caso contrario, el pueblo se ha equivocado, y cualquier método, sin excluir el golpe de Estado, es válido para salvar al pueblo de su error.
    La historia y la verdadera memoria histórica están plagadas de ejemplos.

    ResponderEliminar
  4. Quiero pensar que no se vuelva a repetir nada que se parezca ni remotamente a un 11-M, pero estoy segura que en el tiempo que falta para las elecciones se van a preparar todo tipo de artimañanas para evitar que el PP gobierne en nuestro país, y lo peor de todo es que los aliados del PSOE, la gente a la que más les interesa que sigan en el poder son auténtica gentuza, gente sin escrúpulos ni principios más allá que los que a ellos les beneficien.
    Mi miedo es que esa panda no tiene ningún problema en llevar hasta sus últimas consecuencias ésa frase jocosa que alguna vez todos repetimos, " pero que parezca un accidente ", éstos están muy acostumbrados a provocar "esos accidentes".

    ResponderEliminar