viernes, 12 de agosto de 2011

La visita del Papa, una reflexión

Uno de los muchísimos comedores de Cáritas

Este es un artículo, comentario o post, que no sé muy bien cómo se llama esto que hago todos los días en el blog, digo que este es un texto que me he resistido a escribir, hasta que no he podido más. Me consta que escriba lo que escriba, voy a salir de la experiencia con la cabeza caliente y los pies fríos. Estoy seguro que lo que diga va a molestar a unos y gustar a otros, pero quisiera que se entienda que no hay intención ofensiva, que aquellos que se sientan molestos por lo que voy a intentar argumentar, quizás deban dirigir su enfado a un objetivo, a un blanco muy distinto al de mi persona.
Bien, acabada la introducción o proemio me doy cuenta que no he dicho algo que considero fundamental, a mí la visita del Papa a Madrid, la semana de la juventud y los actos que se llevarán a cabo alrededor de la visita papal, no me dan ni frío ni calor. Quiero decir que no me va la vida, ni tampoco la honra en si el Papa viene o no a la capital del Reino. Soy católico, acepto la autoridad moral del Pontífice; si viene, bienvenido sea  y si no viniera, pues tal día hizo un año.
Aunque tengo que lamentar en este asunto, la descarada utilización de la mentira como arma política. IU fue la primera organización política que lanzó lo de los 100 millones de euros que iba a pagar “Juan Pueblo” a cuenta de la visita papal. Una afirmación aceptada como verdad revelada, lo que no deja de sorprender teniendo en cuenta la ideología de los que aceptaron la cifra y la afirmación y pusieron en marcha la “bola” con un entusiasmo digno de mejor causa.
Y pasó lo de siempre, muchísima gente de buena fe aceptó la mentira como si fuera verdad y empezó aquello de “de mi dinero, para el Papa cero” que si no me equivoco es uno de los cientos de eslóganes basado en una mentira tan colosal, que ya nadie puede defender. Los organizadores han publicado y nadie lo ha podido negar que el 70% de los 50 millones que se han presupuestado, lo pagan los participantes y el 30% está subvencionado por una serie de empresas, cuyos nombres o marcas se han publicado.
Luego se empezó a explotar una idea ¿cómo se van a gastar 100 millones en una visita con el hambre que hay en el mundo? Y las cosas hoy ya van en que no se entiende que los fieles que van a acudir, gasten su dinero en la visita en vez de utilizarlo en erradicar el hambre en Somalia. Lo que pocos dicen es que esta visita dejará 100 millones de euros en Madrid a lo largo de la semana, de ahí las aportaciones de empresas que ven negocio en el evento, a lo que hay que sumar los intangibles, la aparición de la ciudad en todas las televisiones del mundo, etc., etc., buena noticia para muchos negocios y alivio de algunos parados.
Bueno la primera conclusión que extraigo de todo este maremágnum de gente que se oponen a la visita papal es que los católicos en vez de gastar la pasta en Madrid, deben gastarla en Somalia. Es una idea, pero de esa idea y del empeño que tiene la izquierda en señalar en qué lugar y cómo deben gastar su dinero los fieles, se deduce claramente aunque nadie ha explicado  el motivo, que  para la izquierda española los responsables de erradicar el hambre en el mundo son la Iglesia Católica, su jerarquía y sus fieles.
Quizás la cuestión nazca de la estéril acción, estéril por inexistente, de lo que la izquierda llama solidaridad. En España estamos sufriendo una crisis terrible, el paro ha mandado a muchas familias a la pobreza y aún más, a la miseria. Consecuentemente se ha tenido que reforzar la red asistencial: comedores sociales, bolsas de comida, tikets de compra para supermercados, pago de medicinas, compra de leche para bebes… En ese movimiento han estado distintas organizaciones, en cabeza - por mucho que disguste a algunos - Cáritas, la organización de ayuda social de la Iglesia Católica que atiende a todo el mundo sin que sus creencias o ideología tengan la menor importancia en el hecho asistencial.
Bueno pues tengo que hacer una pregunta a los que se declaran de izquierdas, ¿cuántos comedores sociales han abierto los sindicatos a lo largo de estos años?, ninguno. ¿Cuántos han abierto las organizaciones políticas de izquierdas? Ninguno que yo sepa. Resulta dolorosísimo para mí – aunque alguno no lo crea - y me imagino que mucho más a los que defienden a la izquierda de corazón, que los inventores del Socorro Rojo, los fondos de subsistencia, los grupos obreros de ayuda mutua, las cajas de resistencia, los fondos sindicales dedicados a mantener a las viudas de los trabajadores y a sus huérfanos, se acuerden de los trabajadores que van al paro, sólo para cobrarles la “defensa” o la negociación del ERE correspondiente o para darles unos cursos indecentes, que para nada sirven, más allá de justificar las abundantísimas subvenciones que han convertido a los sindicatos más importantes de este país - que fueron de clase- en organizaciones multimillonarias, clientelistas y aburguesadas en el sentido más peyorativo del término.
Y el resto de la izquierda solidaria que critica la utilización del dinero de los católicos, debiera pensar que su solidaridad se ejerce desde los fondos de los Presupuestos Generales del Estado y eso lo pagamos todos; derecha, izquierda y centrocampistas. Naturalmente que hay personas de izquierdas trabajando en pro de los más necesitados, estoy seguro y conozco personalmente a gente “progresista” que trabajan denodadamente en favor de lo más pobres. Hablo en general cuando digo que la izquierda española debería hacer un profundo examen de conciencia y si eso les suena religioso, una buena sesión de autocrítica marxista les vendría al pelo porque, una cosa  es “predicar” y otra muy distinta repartir trigo.
Algo falla en esa presunta superioridad moral que les permite juzgar la conducta de los demás, antes de examinar la propia. En lo que se refiere al hambre, a las necesidades... podrán dar las lecciones que les parezca, pero a la vista está que lo hacen mayoritariamente desde el plano de lo teórico, para hablar de estas cosas lo mejor es hacerlo desde el terreno de los hechos.
Aunque quizás lo mejor sería que se despojaran del abrumador manto de hipocresía en el que se han envuelto y dijeran lo que piensan de verdad. Les molesta que venga el Papa a Madrid ¿por qué? pues porque son anticlericales, así de sencillo y les repatea el hígado que los católicos salgan a la calle.
 El Papa no debe venir a Madrid porque a los zurdos, sálvese el que pueda, no les sale de los “kinders”. No me parece aceptable.


8 comentarios:

  1. he leído y he visto en los medios de comunicación que estos radicales izquierdistas se incluyen en el ideario laico para esconder su xenofobia hacia el catolicismo, ellos no son laicos porque si no reprobarían otras religiones cuya base principal es la vejación a la mujer a la no consideran ni persona, ellos son antipapa...son intolerantes y antidemocráticos porque no respetan el derecho de culto de unos pocos...
    Yo no soy católica practicante, lo soy porque me bautizaron, el papa me es indiferente totalmente... si va, si viene o en el camino se entretiene.
    yo no estoy de acuerdo con estos antipapa, con lo cual todos lso que pensamos así deberiamos manifestarnos contra ellos, tampoco estoy de acuerdo con los euros que nuestro iluminado presidente ZP da eso que llama Alianza de las Civilizaciones; euros del erario público que da a países donde no respetan los derechos humanos y ni siquiera son democráticos, tampoco me gusta que los PGE subvencionen a unos sindicatos que cuando les pides ayuda, te la prestan si estas afiliado si no ya puedes pagar la consulta como a cualquier otro asesor privado, tampoco me gusta que la miembra subvencionara con mi dinero un estudio sobre la estimulación del clitorix y así prodía llenar todos los comentarios del blog... tampoco me gusta que se subvencione a la Iglesia católica, pero al menos éstos a través de cáritas están dando de comer a muchas familias que gracias al inepto de Zp rozan la miseria...¿Qué hacen estos antipapa por los demás...? nada, solo alborotar y crear polémica y lo peor de todo es que utilizan mi Madrid y la Puerta del Sol como buque insignia de sus protestas porque lo han decidido así sin consultar a nadie...

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, la verdad es que no quieren que venga el Papa, porque son anticlericales furibundos, ahora veía y escuchaba a un ciudadano representante de un colectivo de los que se manifestarán contra el inexistente gasto de dinero público, afirmando muy serio: "El Estado está en peligro de recatolización", creo en la libertad de expresión, todos tenemos derecho a decir lo que pensamos, pero los que representan a un colectivo podrían tener algo más de rigor. Vamos digo yo.
    Gracias por el comentario y por tu atención a lo que escribo. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  3. La visita del papa a Valencia terminó con millones de euros "despistados" y todos los papeles en los tribunales ¿que pasará ahora?

    ResponderEliminar
  4. No tenía conocimiento de lo que dices, otra cosa etc.presuntamente relacionadas con el caso Güertel, que a cada día que pasa se deshincha más. No es lo mismo. Cuando se habla del dinero que gastarán los peregrinos, se habla de los que quedarán en las cajas de bares, restaurantes, tiendas, fruterías, etc.
    Gracias por el comentario y la lectura.

    ResponderEliminar
  5. ¿Que usted no sabía que se "perdió" dinero en la organización de la visita del papa a Valencia y que el caso está en los juzgados? ¿El caso Gürtel se ha deshinchado? ¿Acaso han sido declarado inocentes los ladrones? Vamos ande por favor no quiera tapar el sol con las manos.

    ResponderEliminar
  6. Todavía no los han juzgado y sí se está deshinchando, no hay más que ver la cantidad de imputados a los que se les ha retirado la imputación. Y no se declara inocentes a los ladrones, porque no hay ladrones, todos tienen la presunción de inocencia. ¿O es que estoy hablando con el juez?

    ResponderEliminar
  7. Soy catolica aunque no practicante, tambien me da igual si viene el papa o se queda en Roma, lo que si tengo claro es que allá por donde vá hay negocio, eso interesa en España, no sé lo que vale la visita del papa a España, pero de seguro que deja más que lo que cuesta su visita, ya que ha venido gente de todas partes del mundo y eso de ja mucho dinero, con lo cual interesa y daño? a nadie hace daño la visita, solo a los de Izquierda, pues que se fastidien, que lo que hace falta es trabajo y esta visita genera trabajo.
    Me gusta este articulo Miguel, Te felicito por ello. Un abrazo.

    ResponderEliminar