viernes, 4 de marzo de 2011

El paro aumenta … Rivero vuelve a las andadas


Pocas ideas para su campaña debe tener Coalición Canaria, cuando vuelve como en cada cita electoral, a poner de relieve incansable el argumento del control de población, vieja e inútil medida imposible de llevar a cabo, por discriminatoria, a la que se agarran una y otra vez los nacionalistas en cuanto se aproximan unas elecciones.

Hace unos días en el Parlamento de Canarias Paulino Rivero anunció que Europa estaba estudiando una ley en ese sentido, aunque, ahí está el truco, no tendríamos noticias de ella hasta después de la cita electoral del próximo mes de mayo. Infatigable en su afán, el miércoles pasado acudió al mismo escenario para contestar a una pregunta formulada por el diputado de CC, José Miguel Barragán y aprovechó para volver a anunciar la buena nueva.

Tendremos control de la población. Manifestó Rivero que, en unas semanas los concursos públicos en el Archipiélago primarán a las empresas que contraten parados canarios. Para apoyar tal afirmación, arguyó existen “dos sentencias del Tribunal de la UE que avalan esa posibilidad”, en consecuencia, anunció exultante, que en los concursos se baremará más a las empresas que contraten a parados canarios.

Hay que señalar la utilización engañosa en lo semántico del término “canarios”, el proyecto no tratade los nacidos en las islas, sino de los residentes en las mismas. Rivero no ha podido resistirse a la tentación y en vez de hablar de los que aquí viven, a los que el Estatuto de Canarias les reconoce la condición de canarios, administrativamente hablando, ha preferido emborronar el mensaje llevando el agua a su molino nacionalista, lanzando un mensaje subliminal con una clara carga xenófoba: los de fuera nos quitan el trabajo.

Por otra parte significar que en los contratos de obras y servicios raramente se contrata a personas que no residan en las islas, por lo que la medida tampoco es que tenga el calado que quiere darle Paulino. Ya por finalizar, me parece sospechosísimo que conociendo de antemano la pregunta de su correligionario el diputado majorero Barragán, Rivero no llevara copia de las sentencias de las que presume o al menos las fechas que nos permitieran constatar la verdad de su existencia.

Habla de “dos sentencias”, pero por lo visto no debe ser fácil encontrarlas. Su gabinete, que tanto dinero nos cuesta, no las ha encontrado o quizás es que ni siquiera las ha buscado porque saben que no existen, que esa es otra. Son ya dos las ocasiones en las que se apoya en Europa o en la UE para anunciar las medidas de control de población, sin que pueda demostrar sus afirmaciones de manera fehaciente.

Y me parece grave el tema, porque todo lo que tenga que ver con el paro en Canarias, debería tratarse con un rigor que no tienen las afirmaciones de Rivero. Debiera acreditar una mínima altura moral que no tiene. No duda en utilizar a los parados como munición electoral y eso descalifica a cualquiera que lo haga. No añade crédito a la figura de Rivero, ni a la de su gobierno ni a Coalición canaria este empeño en jugar con la miseria en la que, por desgracia, viven tantas familias canarias.

Resulta imperativo que el gobierno en vez de buscar excusas inadmisibles, ya saben “en cuanto los de fuera no vengan, esto estará solucionado” actúe buscando solución al problema. No se puede anunciar una medida, de dudosa eficacia y sin que sepamos si realmente se podrá implementar dar falsas esperanzas a tantos jóvenes, mujeres y padres y madres de familia que sufren el azote del paro. El problema reside en que este gobierno, tiene que devolver dinero dedicado a las políticas activas de empleo, que nos ha mandado la UE o Madrid, por no ser capaz de organizar proyectos que sirvan a tal fin y sin embargo dedican tiempo, energías y nuestro dinero a contarnos cuentos que ya nadie pude creer.

Han sido y son una máquina de producir paro, ahí está la cifra de los 6.500 empleos destruidos en Canarias en los dos últimos meses a pesar de que, según el propio Rivero, las instalaciones turísticas están al 100% de ocupación. Son 6.500 empleos los destruidos en una Canarias en la que su presidente anuncia que empieza a amanecer. Cómo se atreve a anunciar un nuevo amanecer mientras, simultáneamente, las cifras nos dicen que en el pasado mes de febrero se han firmado 1.108 contratos menos que en el mes de enero. ¿Qué entiende por amanecer el Sr. Rivero?

Que se preocupe de los 173.739 parados que en el Archipiélago, sufren y padecen la incapacidad de su gobierno para llevar a cabo una política capaz de poner en marcha la economía canaria.

Que esos sin duda sí son ciudadanos canarios.





















2 comentarios:

  1. A ESTE DEBERIAMOS MANDARLO A BRUSELAS A PERDDER EL TIEMPO ALLI Y TRAER A ALGUNOS QUE ESTAN DESTERRADOS Y VALEN MUCHO MAS

    ResponderEliminar
  2. Cada dos por tres ofrece crear 80:000 puestos de trabajo el simplón este, y cada vez que abre la boca el paro en Canarias crece en 5.000 personas. No entiendo como haya quien pueda votar a CC.

    ResponderEliminar