lunes, 14 de marzo de 2011

Rivero y Sebastián nos cantan una milonga electoral


El señor de la izquierda dice que nos va a bajar el precio de la cesta de la compra, el de la derecha también

A veces uno no puede menos que pensar en que pecado habremos cometido los ciudadanos, para además de tener que soportar a los políticos a lo largo de los cuatro años durante los que nos mal gobiernan, mientras cobran unos sueldazos que no se ganan y ahora tengamos que sufrirlos cuando entran en celo electoral y se dedican a la innoble tarea de descalificar a sus oponentes y/u ofrecernos a los sufridos ciudadanos, lo que saben no van a poder cumplir.

Y el proemio viene a cuento de una noticia que la prensa escrita, titulaba sí:”El Gobierno de Canarias y el Estado abaratarán la cesta de la compra en las islas”. Ante una buena nueva de ese calibre uno seguía leyendo en el cuerpo de la noticia: “El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, y el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, han suscrito un convenio en materia de comercio interior a través del que ambos departamentos inician un proceso de colaboración que permita garantizar el acceso de los ciudadanos en condiciones de igualdad a los bienes en cantidad, calidad y surtido suficiente, atendiendo al hecho insular y a la doble insularidad”.

Tras la lectura del párrafo, lo primero que se me ocurre, es preguntarme y preguntarles que si lo que se anuncia es posible, cuál es el motivo por el que no han puesto en marcha este asunto al inicio de la legislatura y no ahora que, vaya por Dios, estamos tan cerquita de las elecciones. Rivero debe pensar que los ciudadanos canarios somos tontos, en el fondo tiene sus motivos. Supongo yo que alguien capaz de hacer una oferta así, se apoya en un hecho fundamental, tengo que pensar que Rivero cree que si lo hemos elegido para tan alta responsabilidad es que tenemos unas tragaderas sin fin, y por tanto nos va a contar milongas, como la que hoy comentamos y nos las vamos a creer.

Porque la noticia tiene guasa desde la cruz a la fecha, un ejercicio descomunal de propaganda electoralista. Si uno tiene paciencia bastante y continúa leyendo el texto se entera que: “…en virtud de este convenio se llevarán a cabo estudios e intercambios de información entre ambas administraciones, relativos a la cadena de valor de diferentes bienes de consumo…” y también que “…se pretende impulsar actividades para la puesta en marcha y creación de infraestructuras y programas necesarios para que los residentes en las islas accedan en condiciones de igualdad a los bienes”

¿Siguen ahí?, pues leamos un poquito más “… También se constituirá una comisión mixta que determinará las acciones necesarias para materializar el intercambio de información y la elaboración de estudios….” Y guardan lo mejor para el final y nos prometen “…se explorará la puesta en marcha, a través de un proyecto piloto, de una plataforma logística virtual con la finalidad de garantizar las condiciones de abastecimiento en condiciones equiparables en todo el Archipiélago…” Como pueden ustedes ver promesas todas las de este mundo ¿realidades?, ninguna.

Se llevarán a cabo estudios relativos a la cadena de valor…, se impulsarán actividades…, se explorará…, vamos que por ahora, de lo de bajar los precios de la compra nada de nada, que estas cosas son muy serias y hay que explorar, estudiar, consultar y después ya veremos lo que hacemos.

¿Con la que está cayendo en Canarias, es posible bajar el precio de la cesta de la compra y esperan al final de la legislatura para ponerse a “explorar” la posibilidad? No es por hacer demagogia, de eso ya se han encargado sobradamente Paulino Rivero, Presidente de Canarias, y el ministro Sebastián, que aprovechando la necesidad que sufren los canarios, ofrecen una milonga de una miseria moral difícil de cuantificar.

Hay mensajes que definen perfectamente a quién los lanza. Dicen que nos van a bajar el precio de la compra, van a eliminar el coste de la insularidad e incluso lo de la doble insularidad, ¿cuándo?, como dice la canción “para cuando no lo sé”, por ahora se dedicarán a lanzar discursos que a nada comprometen y en el peor de los casos a gastar el dinero que no tienen, que saldrá naturalmente de nuestros bolsillos, en encargar a algún amigote un estudio exploratorio de la realidad insular canaria.

De vergüenza ajena, porque hasta para cantar milongas a dúo hace falta cierta capacidad, que estos dos no tienen.







No hay comentarios:

Publicar un comentario