jueves, 31 de marzo de 2011

El Turismo, las cofradías y el paro

El que sea cofrade que coja su vela...
Parece que todos los canarios, de origen, administrativos y mediopensionistas tenemos la suerte de pertenecer a una comunidad en la que gracias a un gobierno activo y eficiente, tenemos casi de todo. Hace un par de días se ha reunido la Mesa de Seguimiento del Pacto por el Empleo y la Economía Canaria.

Los inventos semánticos de los políticos para definir sus asuntillos e inventos diversos, a cada día que pasa, me recuerdan más al nombre de algunas cofradías de las que procesionan en semana Santa, y conste que lo digo con el máximo respeto. Por ejemplo existe la “Fervorosa y muy Ilustre Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento y María Santísima del Gran Perdón”, que no es de las cofradías con el nombre más largo y complicado que conste; pues que quieren que les diga a mí en “politiqués” lo de La Mesa de Seguimiento del Pacto por el Empleo y la Economía Canaria, me suena al mismo estilo, ciertamente menos barroco, pero me suena a lo mismo, es decir mucho ruido y pocas nueces.

Claro que los de la Fervorosa e Ilustre me dirán con mucha razón, que ellos tienen sus fines y los cumplen religiosamente (sin mala leche, insisto) y desde luego, de los de la Mesa de Seguimiento no se puede decir lo mismo, ni de lejos. Y ahí amigos míos tendré que darles la razón a los cofrades.

Porque podría explicarnos alguien para que narices sirve no ya la dichosa Mesa de Seguimiento, sino el propio Pacto. Estamos hasta el gorro los varones y hasta el moño las señoras de que todos los elementos que participan políticamente del turismo patrio, nos expliquen que tenemos unas cifras magníficas, que vamos a tener una ocupación altísima hasta final de temporada y que si ahora estamos bien, en Semana Santa estaremos mejor y para el verano nos habremos salido del mapa.

Y he de suponer que las cifras de ocupación son reales, que gracias a las revueltas en Túnez y Libia y el problemilla de relaciones públicas que mantenemos con Libia, el turismo europeo ha decidido pasar sus vacaciones lejos de las zonas que entienden son peligrosas y se ha decidido por Canarias, pero lo que no entiendo es cómo si todo esto es cierto, las cifras del paro sigan igual o peor.

Porque como uno, gracias a Dios, no ha estudiado economía, le resulta difícil comprender que la principal, por no decir la única industria de Canarias, el Turismo, va que derrapa en las curvas y no sabe bien dónde meter tanto guiri que se nos ha aparecido de repente, con la decidida intención de pasar sus vacaciones bajo nuestro sol y sin embargo no exista la normal correspondencia en la contratación de aquellos que tendrían que atender a nuestros visitantes. Crece el número de turistas, baja el número de parados, a mí me parece muy claro, ya saben lo de los vasos comunicantes, etc., pero como soy un profano, igual estoy diciendo una tontería.

Y cuando uno lee, desde su ignorancia, que dice D. Paulino Rivero, que ese sí sabrá de economía y empleo porque siempre le oigo hablar de estas cosas y yo soy muy respetuoso y no se me ocurre pensar que pueda estar presidiendo nuestros destinos sin saber de economía, decía, que ya se me ha ido el baifo, que cuando uno lee que Paulino cree que ya se puede mejorar la contratación, es cuando ya uno no entiende nada.

Si a eso se añade que la reunión de la tantas veces mencionada Mesa acordó introducir algunos cambios “para apuntalar y consolidar” los instrumentos ya puestos en marcha, signifique eso lo que signifique y escuchamos al Sr. Rivero afirmar que espera se cree confianza para que mejoren las contrataciones, mientras que un representante empresarial manifestaba que “nadie nos puede decir cómo crear empleo, uno no puede menos que pensar en que nos han estado engañando como a los chinos del cuento.

Si el dinero público se ha gastado en ferias y fastos diversos para atraer a turistas hasta nuestras costas, como único remedio para terminar con el paro, y ahora que llegan los turistas en cantidades industriales gracias a las revueltas en el Mediterráneo, resulta que hay que apuntalar no se sabe bien qué, y hay que crear confianza, etc., y no se crea empleo de manera inmediata, es que nos han mentido todos: Los empresarios que tienen más turistas, pero no contratan y explotan a sus empleados, los del gobierno que se han hartado de pasarles la mano por el lomo a los de la industria turística y los de la Mesa de Seguimiento del Pacto por el Empleo y la Economía Canaria, que no sabemos bien para qué sirve.

Si se trata de apuntalar y consolidar, crear confianza y buscar viabilidad, propongo que a partir de la fecha, y apoyándome en el viejo dicho que reza: "El que sea cofrade que coja su vela”, la Mesa cambie de denominación y se la conozca por “La muy Ilustre y Batatera Mesa de la Lejana Esperanza del Santo Paro y el Glorioso Apuntalamiento de la Venerable Economía y de los Inmarcesibles Misterios de la Viabilidad”, que para lo que sirve, al menos con ese nombre y un par de llamadas al Obispado, no creará empleo ni dinamizará la economía, pero podrá participar en las procesiones de Semana Santa, que supongo yo debe dar mucho consuelo y satisfacción.

Si les parece una propuesta absurda, repasen las que hacen diariamente los políticos que cobran todos los meses, yo al menos esta, la doy gratis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario